Social Icons

domingo, 15 de julio de 2018

SIGNIFICADOS DE LAS CARTAS DE BASTOS


As de Bastos (al derecho).— Caída. Decadencia, sea de lo que quiera, ya en amor, en amistad, en privanza, en negocios, en bienes o en salud. Presagia al que consulta que sufrirá bancarrota fuego en sus bienes o una peligrosa enfermedad; le amenaza la muerte; pero escapará de ella indudablemente. Cerca del tres de oros, presagia la muerte de un personaje. Si el juego se hace para una señorita y el dos de copas acompaña a esta carta, podrá entonces el amor hacerla caer en un lazo peligroso para su reputación.

As de Bastos (al revés).— Nacimiento. Origen, creación, principio, primacía, raza, línea, posteridad, familia, etc. Acompañada del tres de oros indica numerosa sucesión. Junto a la sota de copas, advierte al consultante que sus descendientes serán muy inclinados a uno de los vicios capitales y particularmente a la gula y a la lujuria. Cerca del dos de copas, indica una señorita comprometida.
 
Dos de Bastos (al derecho).— Pesadumbre. Tristeza, aflicción, dolor, etc. Pronostica que un pariente se verá obligado a emigrar; si lo verifica por tierra, dará una caída: si por mar naufragará. Pero si esta carta está junto a otra favorable escapará de la muerte. Si fuere el consultante una señorita, recibirá disgustos causados por su amante, y es signo de envidia, precedida de rey de espadas. Acompañada del as o tres de copas, anuncia un cambio o una sorpresa feliz. Al lado del cinco de espadas, indica abandono.
 
Dos de Bastos (al revés).— Sorpresa producida por cualquier causa que sea, ya por el miedo, por el amor, por acontecimientos inesperados, etc. Cerca de la sota de oros, indica una pérfida amistad; si la sota de oros está al revés, promete una sorpresa maravillosa, y está acompañada del caballo de copas, susto seguido de un desastre. Cerca del nueve de oros, sorpresa agradable.

Tres de Bastos (al derecho).— Si esta carta predice para una señora, junto con el rey de oros, indica que un hombre de genio extraordinario se asociará a sus trabajos y los hará prosperar; por todas partes la seguirá la fortuna. Acompañada de un rey al revés, que será protegida por un sujeto constituido en dignidad, y removerá los obstáculos que se le presenten. Cuando el juego se hace para un marino, le predice descubrimientos que merecerán la aprobación de todos los navegantes.

Tres de Bastos (al revés).— Conclusión de penas. Será una señal de reconciliación, de que un amigo cargado de deudas saldrá pronto de ellas, o de que los disgustos que le abruman se acabarán dentro de poco.

Cuatro de Bastos (al derecho).— Manifiesta al que pregunta que se divertirá mucho en una función para la que está convidado, que tendrá una fortuna inesperada y que muy pronto aumentará el número de sus amigos. Esta carta es siempre muy favorable, será alabado, obsequiado, admirado; sin embargo, deberá tener mucho cuidado; todo adulador vive a expensar del que le da oídos, y por lo mismo no debe olvidar que sus nuevos amigos le rodean únicamente atraídos por su liberalidad. Al lado del rey de oros, hallazgo feliz.

Cuatro de Bastos (al revés).— Anuncia que su felicidad o bienestar se encuentran enteramente en sus manos, y que debe poner el mayor cuidado en todo lo que le rodea, porque la cosa más insignificante puede ocasionarle un revés. Si es una señora casada, le promete hijos. Cerca del siete de copas, que en su aflicción recibirá un socorro inesperado.

Cinco de Bastos (al derecho).— Riqueza, opulencia, magnificencia, suntuosidad, bienes, lujo, etc. La presencia de esta carta hace pensar naturalmente en sumas de dinero. Más al consultante le promete brillante resultado en una especulación, si se encuentra esta carta junto al cuatro de bastos al revés; pero sucederá lo contrario si le acompaña el caballo de copas en dicha posición. Si ha escapado de los lazos que le tendían sus enemigos, le previene, acompañada del cinco de espadas al revés, que le preparan otros, y será robado entre una concurrencia numerosa, si no tiene mucho cuidado.

Cinco de Bastos (al revés).— Pleito, litigio, disputas, contrariedad, contestaciones, distenciones, etcétera. Con el rey de espadas en cualquier posición, presagia pleito, querellas, que no terminarán en beneficio suyo. Si es un joven, que tendrá muy pronto una disputa con una señora a quien conoce de poco tiempo. Al lado del as de copas, advierte que la disputa será en convite. Cerca del tres de espadas, predice un accidente fatal.

Seis de Bastos (al derecho).— Doméstico. Todo lo que concierne al servicio doméstico. Si se encuentra esta carta acompañada del caballo de bastos, indica negocios desagradables. Cuando está al lado del cinco de copas, indica que una vieja pariente, con quien ha reñido, busca ocasión de reconciliarse. Si el juego se hace para una soltera, le advierte que desconfíe de una de sus amigas que se muestra muy oficiosa, pero que pretende engañarla. Cerca del cinco de espadas, relaciones rotas por la torpeza de un criado.

Seis de Bastos (al revés).— Esperanza, confianza, precaución, temor, aprensión, etc. Manifiesta que guardará mucho tiempo o que desea, pero si lo acompaña el siete de espadas en la misma posición, debe perder la esperanza de lograrlo.

Siete de Bastos (al derecho).— Esta carta advierte al consultante que sus proyectos tendrán pronto buen resultado, y que la falta de destreza de un amigo había ocasionado obstáculos, que felizmente se han vencido. Si es una joven, esta carta es un signo favorable; estando seguida del ocho de copas, le anuncia que una persona amiga suya se ocupa en proporcionarle matrimonio. Seguida del rey de bastos al revés, indica un contratiempo. Seguida del tres de copas al revés, le predice un fatal incendio. Seguida de la sota de oros, indica maledicencia, chismografía.

Siete de Bastos (al revés).— Indecisión. Cuando está al revés, es señal de que el consultante hace mal en tener tanta indecisión en sus proyectos. Si es propietario de objetos combustibles, debe temer el fuego, presentándose esta carta al lado del tres de copas o del nueve de bastos al revés.

Ocho de Bastos (al derecho).— Partida de campo, todo lo que tiene relación con los placeres del campo, pasatiempos, recreaciones y regocijos inocentes. Si el consultante es soltero, le anuncia una partida de campo, que le será muy agradable, si está junto a cartas de copas; pero le causará mucho fastidio si se encuentra con una de bastos. Cerca del cinco de espadas, presagia un robo doméstico. Si la persona que pregunta es casada y acompañada de una carta de espadas, entonces la partida de campo dará lugar a una agradable conferencia; pero sucederá lo contrario si es de bastos.

Ocho de Bastos (al revés).— Disputas. Mala inteligencia, remordimiento, arrepentimiento, agitación, irresolución, incertidumbre, indecisión. Es signo de pendencia de familia. Junto al siete de copas. Predice disputas con una señorita; si la sigue el siete de espadas, es señal de reconciliación. Al lado del dos de oros, anuncia malas nuevas y disputa de familia.

Nueve de Bastos (al derecho).— Esta carta suscita obstáculos y dificultades de toda especie. Anuncia lentitud en los negocios de comercio, y que los intereses que se tienen en una expedición lejana se verán expuestos por una muy culpable imprevisión. Si el consultante es marino, le pronostica que el mal tiempo le impedirá un viaje que piensa hacer, cerca del cuatro de bastos, presagia humillación; próxima al seis de bastos, que corre peligro de enfermedad. Cerca del caballo de copas, anuncia un feliz encuentro. Cerca del ocho de bastos una fortuna en el extranjero.

Nueve de Bastos (al revés).— Esta carta, cuando sale al revés, hace temer muchos obstáculos, cuyas consecuencias serán funestas a la salud o a los Intereses. Al lado del ocho de copas, amores que durarán mucho tiempo.

Sota de Bastos (al derecho).- Buen extranjero. Esta carta representa una persona ajena a la familia del consultante y que se interesa por él. Precedida del siete de espadas, es de agüero favorable. Seguida del dos de bastos, pronostica sucesos desagradables. Cerca de la sota de copas al derecho, predice generosidad. Próxima al as de espadas, vaticina niños.

Sota de Bastos (al revés).— Noticias. Promete malas noticias, a menos que esté seguida del ocho de copas o del as de espadas en igual posición. También indica que un hombre impedirá que sirva al consultante la persona que se interesa por él.

Caballo de Bastos (al derecho).— Partida. Significa esta carta abandono, misión, mudanza, etc., Al lado de la sota de oros, predice ruina en el comercio. Acompañada, del siete de oros, encarga al consultante que retire de las manos de un amigo infiel lo que le haya confiado. Al lado del dos de bastos, que se valga de la justicia para obtener la reparación de un daño que le ha causado una persona de quien se había fiado. Al lado de la sota de bastos, predice curación de una enfermedad grave.

 
Caballo de Bastos (al revés).— Desunión. Por lo general, esta carta es de mal agüero, pues predice la destrucción de todos los proyectos y la desunión de todo. Si el que pregunta es joven, esta carta le pronostica un matrimonio poco conveniente. Al lado de la sota de bastos, recuerda relaciones amorosas que conviene ocultar.
 
Rey de Bastos (al derecho).— Esta carta representa hombre o mujer honrados, trabajadores, virtuosos, callados sin coquetería sin presunción. Predice esta carta al consultante que la llegada imprevista de un pariente le será útil y aumentará su fortuna. También indica cosechas abundantes. Cerca del siete de bastos, ventajoso matrimonio con dote dogmática. Junto a la sota de copas, promete muchos instantes que llenarán el alma de todas las delicias del amor. Seguido del as de oros, hace esperar un puesto honroso y lucrativo. Seguido del caballo de espadas, una mujer conspira contra el que consulta.
 
Rey de Bastos (al revés).— Hombre o mujer buenos. Indica que un amigo dará ciertos consejos que deben seguirse. También presagia esta carta, que no debe uno esperar nada de su familia
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus peticiones en las oraciones, tus preguntas, agradecimientos...etc.

No olvides que forma parte de la magia dar gracias al santo o a la entidad que cumplió tu petición o deseo y difundir su nombre para así dejar una puerta abierta para que te atienda en otras ocasiones.

¡¡Si tu petición se cumplió, se agradecido y deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Blog Archive