Social Icons

¿QUE SON LAS RUNAS?

 
Para introducirnos en el enigmático mundo de las Runas, tenemos en primer lugar que buscar en nosotros mismo; pensar si somos capaces de sostener en nuestro interior ese misterio o secreto que es en si como se debe entender la palabra Runa.
 
La palabra Runa quiere decir en antiguo germano secreto, misterio, aunque su alfabeto nunca se utilizó fonéticamente, sólo fue utilizado en todos y cada uno de sus pasajes para predecir, advertir, modificar y para usarlo de una forma u otra en todo tipo de rituales mágicos.
 
Representan una serie de elementos que asociados entre sí permiten a la mente consciente unir los eslabones de una cadena asociativa, y movilizan tanto al subconsciente como a las fuerzas energéticas cósmicas, y cuando aprendemos sus símbolos nos brindan el permiso para predecir el futuro.
 
Durante varios siglos, las raíces de la tradición Rúnica nos fueron ocultadas pero ahora ha llegado la hora largamente esperada en la que el poder de los misterios Rúnicos se hará, de nuevo manifiesto.
 
Desde los días del Rey Cnute, el saber Runa había estado en constante declive entre los magos de habla inglesa pero su ciencia nunca murió del todo, especialmente en Escandinavia, donde los conjuros Rúnicos (galdrar) siguieron siendo practicados hasta tiempos bastante recientes.
 

Aquí vamos a intentar invocar el poder Rúnico en las mentes de todos los hombres y mujeres, para que su saber y poder misterioso nazca de nuevo y alcance el nivel de su esplendor anterior en el mundo de la lengua sajona.
 
Las Runas encarnan los secretos más grandes y los más pequeños de la naturaleza y son las claves a estos secretos, ya que, en realidad, ellas mismas son los secretos. Estas magníficas herramientas mágicas se han dejado atrofiar en polvorientos libracos durante demasiado tiempo. Ahora, los que tienen buen juicio pueden aprender de nuevo cuáles eran sus maneras de hacer.

Emplearon el sistema de runas las tribus nórdicas y germánicas del norte de Europa con fines tanto profanos como religiosos. Aunque existe cierta diferencia de opinión entre los eruditos del tema, pero el primer ejemplo de runas que representan fonéticamente el lenguaje data aproximadamente del siglo II a.C. El desarrollo del alfabeto se produjo por el incremento de la actividad comercial con los vecinos del Mediterráneo, que ya poseían un alfabeto completamente desarrollado. El saber Runa representa una parte importante de la tradición más antigua de magia y sabiduría iniciadora que se conoce en el mundo germano.
 
Todos los Antiguos Godos, Escandinavos, Germanos e Ingleses conocían el poder de las Runas y estaban unidos por un poderoso gremio de maestros rúnicos, quienes enseñaban sus artes a todas las tribus del Norte de Europa. Parecería sabio que los descendientes de aquellos antepasados recurrieran al poder rúnico para recobrar la profundidad de su antigua sabiduría. Ya que, si creemos su tradición, aquellos ancestros nunca murieron sino que renacieron, generación tras generación, llevando siempre consigo sus secretos, hasta ahora; ellos son nosotros.
 
Por medio de las claves Rúnicas, podemos llegar de nuevo a estas partes recónditas del alma y liberar sabiduría y poder mágico para nuestro propio uso hoy en día. De estas pesquisas se puede considerar que las Runas pertenecieron a la época de la piedra pulida y su lanzamiento como oráculo era realizado justamente con pequeñas piedrecitas conteniendo cada una un Símbolo Rúnico.


 
Varias de las piedras Rúnicas que fueron encontradas nos muestran la importancia de los Dioses Guerreros y esto, junto con evidencias que dejó plasmadas una parte del pueblo griego, antiguo pueblo de Alemania del Norte, permiten dar como válidas las afirmaciones del antiguo pueblo Hindú, puesto que a través de ellos se confirmaría que el Alfabeto Rúnico fuera usado como Alfabeto Sagrado por los esotéricos, sacerdotes y magos vikingos.
 
En otros tiempos, las Runas fueron un sistema mágico de pictogramas que representaban fuerzas y objetos de la naturaleza. Existía la creencia de que, recurriendo a la runa apropiada, se podía establecer contacto con la fuerza de la naturaleza representada por ella.
 
A lo largo de los siglos, se emplearon varios alfabetos Rúnicos diferentes por todo el norte de Europa, pero el más común es el germánico o Viejo Futhark. Recibe su nombre de las seis primeras letras: F, U, TH, A, R y K. Fue el sistema más extendido, desde el año 200 a.D. hasta finales del siglo VIII.
 
Está compuesto por 24 letras y se divide en tres grupos de ocho, denominados Ocho de Freya, Ocho de Hagall y Ocho de Tir.
 
Ya más cercano a nuestro tiempo, y al final de la Edad Media, las Runas fueron usadas por los pueblos de Islandia, y allí ya apareció agregada una nueva piedra llamada Runa blanca. A esta Runa se la considera la Runa del Karma y, dada su importancia luego de la leyenda de Odín, todos los pesquisadores han determinado de una u otra manera que ella está relacionada con el Alfabeto Rúnico. Es necesario recordar que para estos pueblos las Runas eran misterios, en todo el sentido de la palabra. Eran fuerzas, aliados secretos que el erudito podía emplear para muchos propósitos. Su utilización mágica se confiaba únicamente a reducidas minorías y su conocimiento jamás se escribía, para evitar que lo viesen ojos que no fueran dignos de él. Toda la información se transmitía oralmente y se aprendía de memoria.
 
Con un estudio diligente y un uso correcto, las Runas podían ayudar a uno a acercarse a los dioses y a resolver los problemas de la vida diaria. En excavaciones que se llevaron a cabo en túneles funerarios de Suecia y Dinamarca, pertenecientes a la época también se encontraron muchos elementos que llevaban simbologías Rúnicas. Había Runas para propiciar la meteorología y las cosechas y para curar las enfermedades. Se tallaban en multitud de artículos: armas, cuernos de beber, lanzas, proas de barcos y vigas de casas; cada cual tenía su propia combinación de Runas, como amuleto protector.
 
Las Runas ocupaban una parte importante de la vida de las personas, que encontraban cierta tranquilidad al ver sus poderosos símbolos tallados hasta en los instrumentos más sencillos. En realidad, el estilo arquitectónico que llamamos "tudor" es una evolución de la arquitectura alemana Fachwerk (o entramado). La colocación de vigas en los ángulos de los paramentos tenía en principio la finalidad de crear formas determinadas de Runas. Se creía que dicha forma impartía su poder y su significado mágico al edificio y de allí pasaba a los que vivían en él. Aunque a los arquitectos de hoy no les preocupan las cualidades mágicas de sus estructuras, es posible percibir ciertas Runas en las construcciones de las casas modernas. Resulta curioso ver este detalle cuando se pasa cerca de un edificio de este tipo y es un buen ejercicio para familiarizarse con los símbolos de las Runas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus peticiones en las oraciones, tus preguntas, agradecimientos...etc.

No olvides que forma parte de la magia dar gracias al santo o a la entidad que cumplió tu petición o deseo y difundir su nombre para así dejar una puerta abierta para que te atienda en otras ocasiones.

¡¡Si tu petición se cumplió, se agradecido y deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...