Social Icons

INTRODUCCIÓN A LA NUMEROLOGÍA

 
Debemos a Pitágoras los fundamentos de la filosofía de los Números, basada en las Leyes de los Opuestos, y de quien sabemos que obtuvo sus conocimientos en los templos egipcios guardianes del saber atlante.

A él se debe el actual sistema de división musical, basado en las mismas leyes de progresión y periodicidad de que se vale la Numerología.

El sistema filosófico-religioso que explica por los Números la formación del universo estaba completamente desarrollado en Egipto y había sido empleado no sólo por los sacerdotes egipcios sino también por los chinos, caldeos y hebreos para explicar los misterios de la creación desde tiempos antiquísimos. Pitágoras lo adaptó al alfabeto griego y lo dio a conocer en detalle al mundo occidental.

Las enseñanzas de Pitágoras fueron transmitidas por sus discípulos, uno de los cuales, el más aventajado, fue Aristacus. La escuela fundada por Pitágoras tuvo sus características propias. Cada discípulo debía pasar un período de dos a cinco años en contemplación y absoluto silencio. Era regla de sus miembros abstenerse del uso de las carnes y compartirlo todo en común. Creían en la doctrina de la transmigración de las almas y se caracterizaban por una fe ciega y ardiente que les inspiraba su Maestro: "Mi amigo es mi otro yo" era la expresión de afecto usual entre condiscípulos.
 
Gran parte de la enseñanza era secreta y graduada de acuerdo con la capacidad de cada cual. Sólo por méritos se ascendía a una clase superior. Ninguno debía escribir sobre dogmas o principios enseñados, regla que nadie quebrantó hasta después de la muerte de Pitágoras.
 
Las instrucciones se dividían en dos partes: la Ciencia de los Números y la Teoría de la Magnitud. La primera abarcaba Aritmética y Armonía Musical, y la segunda, Geometría y Astronomía. A los principios que regían los Números se los consideraba como principio de toda existencia real.
 
Podemos ver algo de esto en la concepción pitagórica de uno de sus discípulos modernos:
 
"El sabio (decía Pitágoras) para representar a Dios escribe la Unidad (el 1). "El ser Uno y Único se proyectó al entrar en las limitaciones del ser desdoblándose en una dual manifestación: activa o centrífuga, y pasiva, estática o centrípeta.
 
Este dual desdoblamiento (duada Pitagórica, Número 2) es el germen de las dos polaridades de opuestos que vemos en la Naturaleza, como masculino (centrífugo) y femenino (centrípeto), día y noche, invierno y verano, frío y calor, luz y obscuridad, vicio y virtud, salud y enfermedad, etcétera.
 
"La emanación del Universo por este primordial desdoblamiento, simbolizado por el Número 2, geométricamente por el diámetro (el 1 que surge en la circunferencia o cero), y en la Naturaleza por el desdoblamiento del óvulo o célula prima, entra en una manifestación Trina, así como de la unión de los dos sexos surge un tercer ser.
 
"Triple manifestación simbolizada por la Tríada Pitagórica, o Número 3, fundamento de la constitución del Universo. Trinidad que es esencia, fuerza vital y materia, y se desarrolla a través de siete rayos o vías de evolución, como algo se vislumbra por los 7 colores del espectro solar, los 7 sonidos de la escala musical, los 7 orificios de la cabeza, las 7 condiciones químicas de los metales tipos, las 7 condiciones psicológicas caracterizadas por la naturaleza de los 7 planetas.
 
"Son éstos los siete senderos por los que evolucionan los mundos y que, unidos con la Trinidad creadora (7 + 3), constituyen el todo, el Número 10."
 
Fueron los, discípulos de Pitágoras quienes dieron nombres de formas a los Números; así: el punto era un átomo; la recta, dos unidades; la superficie; tres; un cuerpo, cuatro unidades.
 
A la unidad asociaban el conocimiento intuitivo; a dos unidades, la Razón y Causa; la imaginación, a tres unidades, y a cuatro, la sensación física.
 
Así también cada objeto, planeta, hombre, idea y esencia lo relacionaron con un Número.
 
Dice Porfirio que los Números de Pitágoras fueron signos jeroglíficos por medio de los cuales expresaba todas las ideas relativas a la naturaleza de las cosas, lo cual está de perfecto acuerdo con las enseñanzas de la señora Blavatzki, que aplica idéntico método para explicar los secretos de la Naturaleza ("Isis sin Velo", vol. II, pág. 407) :
 
"Los Números son la llave de los antiguos conceptos de la Cosmogonía, en su más amplio concepto, considerado tanto física como espiritualmente, y de la evolución de la raza humana actual; todos los sistemas de misticismo religioso están basados en los Números. La santidad de los Números empieza con la Gran Causa Primera, el Único, y acaba con la nada, el cero, símbolo del Universo infinito."
 
Al respecto afirma Iglesias, en "La Conciencia de los Números": que partiendo de la base de que todas las manifestaciones de vida se llevan a cabo por la asociación de proporciones numéricas cuantitativas y siguen en su desarrollo una progresión exacta, los sabios de la antigüedad establecieron los siguientes enunciados:
 
1º. Los Números son los símbolos representativos de los principios eternos que rigen el proceso secreto de la creación.
 
2º. Cada Número representa una fuerza en actividad que contiene la conciencia del Poder de que es atributo.
 
3º. Operando a través de la energía que anima los cuerpos y los seres, la conciencia de cada Número modela el crecimiento de cuanto existe y es el factor determinante de todas las realidades.
 
4º. Como símbolos de tales principios, los Números están íntimamente asociados con la conciencia del hombre, y por su intermedio cada individuo establece simultáneamente la relación que existe entre el pensador, el pensamiento y el objeto pensado.
 
5º. Establecida la relación simultánea entre el individuo y el mundo exterior, cada ser se mueve a impulso de las reacciones que las concordancias numéricas le inspiran y obtiene su desarrollo de acuerdo con la armonía existente entre su pensamiento y el carácter de las influencias que lo rodean.

Relacionada con proporciones numéricas la vida del mundo que nos da el ser, y regido por concordancias numéricas el desarrollo de nuestra personalidad, los números se convierten en factores determinantes de nuestros actos y marcan la ruta de nuestro Plano Mental, que es el que determina nuestras actividades a lo largo de nuestra existencia, pudiendo decirse que nuestros hechos, nuestros gustos, nuestros éxitos y fracasos siempre están precedidos de una progresión de contingencias numéricas que determinan la culminación de nuestras empresas en relación con la armonía que existe entre las reacciones con que el mundo exterior impresiona nuestra conciencia y el sentir íntimo de nuestra individualidad.

El sistema de vibraciones Numéricas enseñado por Pitágoras se extendía a las decenas y centenas, pero su base fundamental era la serie de 1 a 9, que es la generalmente empleada en Numerología.
 
Ahora bien; si mediante la aplicación de la teoría de los Números podemos, según lo afirman los entendidos en la materia, explicarnos el sistema cósmico y la creación, nada tiene de extraño que la Numerología permita a cada cual estudiar su propia naturaleza y la de aquellos que lo rodean.
 
Las mismas Leyes que rigen al Gran Todo (Macrocosmo) rigen a su vez al Microcosmo. Así como el mundo es un organismo con todas sus constelaciones, también el hombre es una constelación (organismo), un mundo por sí mismo. La conciencia del individuo no es más que un reflejo de la Conciencia Universal.
 
Se basa la ciencia de los Números en la teoría de que el hombre y su vida son regulados por la ley matemática de las vibraciones: Y, de acuerdo con esta teoría, las vibraciones del infinito, que lo gobiernan y dirigen todo, se hallan expresadas por una escala de Números y una escala correspondiente de sonidos. Por lo tanto, conociendo las relaciones de los primeros nueve Números, cada cual puede ponerse en condiciones de dirigirse en la vida con un conocimiento real de sí mismo, de sus oportunidades y del medio en que debe actuar.
 
El conocimiento de esa relación existente entre la escala de Números y la escala de Sonidos será el que nos de la clave del misterio del Nombre.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus peticiones en las oraciones, tus preguntas, agradecimientos...etc.

No olvides que forma parte de la magia dar gracias al santo o a la entidad que cumplió tu petición o deseo y difundir su nombre para así dejar una puerta abierta para que te atienda en otras ocasiones.

¡¡Si tu petición se cumplió, se agradecido y deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers

Blog Archive