Social Icons

BÚSQUEDA DE AGUA SUBTERRÁNEA Y MINERALES CON UN PÉNDULO


Antes de realizar la búsqueda, se habrá convenido que el punto buscado ofrezca las mejores condiciones de captación.

A fin de determinar dos direcciones perpendiculares, desplace sobre los bor­des del mapa o documento donde se va a realizar la búsqueda, el lápiz-antena, el péndulo oscilante o la punta de la varilla.

El punto del que parte la recta será proporcionado por los giros del péndulo o por el salto de la varilla.

Se puede reconocer igualmente el curso de agua por medio de la punta-antena explorando a partir del punto de intersección. Se conviene, por ejemplo, que el alejamiento del trazado correcto volverá ovalados los giros positivos.
 


De igual modo se obtendrán los límites de las excavaciones. En cuanto al sistema de punteado, permite situar con más facilidad una estructura lineal, galería o fractura acuífera. Centímetro a centímetro, las rectas paralelas suceden desde la base del documento, sobre las que se van a marcar los puntos en los que el péndulo cambia sus oscilaciones en giros. La unión de esos puntos con un trazo corresponderá, en líneas generales, a la vena de agua buscada.

De la misma manera, pero partiendo de un punto conocido, se podrá volver constituir un recorrido sobre un mapa.
Para la búsqueda de minerales se sigue el mismo procedimiento de las direcciones cruzadas sobre un mapa o sobre un plano preciso de la región.

Expresión del deseo: «Deseo ser sensible a la eventual presencia de uranio ( o de cualquier otro mineral) en tal región, con exclusión de cualquier otra sustancia que no pertenezca al mineral».

Los reflejos sugeridos por la certeza de la existencia del mineral pueden no traducir una realidad que permanece hipotética. Se tiene en cuenta, por otra parte, la presencia obligada de otras sustancias en el mineral. Es esa característica del uranio la que interesa, y no el uranio aislado.

— Pregunta: «El uranio, ¿está realmente aquí?».

— Nos volvemos sensibles a la dirección del filón, dejando al principio que el péndulo siga girando sobre el punto hallado. Como se ha convenido la persisten­cia de los giros en esa sola dirección, cualquier separación vuelve a crear las oscilaciones ordinarias.

— La dirección cuidadosamente ubicada proporciona la longitud del filón. Mediante la misma convención se determinan los contornos, cuyas sinuosidades serán indicadas por la punta del péndulo.

— En cuanto al espesor y a la profundidad, se recurrirá, como para el agua, a los mismos sistemas de medición expuestos a propósito de la prospección sobre el terreno.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus peticiones en las oraciones, tus preguntas, agradecimientos...etc.

No olvides que forma parte de la magia dar gracias al santo o a la entidad que cumplió tu petición o deseo y difundir su nombre para así dejar una puerta abierta para que te atienda en otras ocasiones.

¡¡Si tu petición se cumplió, se agradecido y deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers