Social Icons

LA ADIVINACIÓN POR MEDIO DE LAS UÑAS


Las uñas constituyen por sí solas una fuente de información inapreciable en la quiromancia; en ellas culminan todos aquellos datos que brinda la mano para el conocimiento de la personalidad y el destino de un individuo.

En lo que se refiere al aspecto de la personalidad física y moral, las uñas facilitan datos tan completos como los que brindan los dedos. Así como hay la tendencia de juzgar a una persona por sus manos, en una primera impresión, hay quienes ven en las uñas un retrato de la personalidad.
 
Ciertamente unas uñas bien cuidadas hacen un efecto positivo en quienes las observan, pero no nos dejemos confundir: el hecho de que una mujer suela ser más cuidadosa de sus uñas no quiere decir por eso que la personalidad y el carácter deban ser más armónicos.
 



Por su propia constitución inherente ya constituyen una fuente informativa. Un hombre de uñas deformadas, producto de un fuerte trabajo manual, no decrecen sus posibles amplitudes o aptitudes intelectuales: para esta apreciación está el conjunto total de la mano y otros elementos constitutivos de las propias uñas.

La consistencia de la uña suele ser más fuerte en el hombre que en la mujer, e incluso con el paso de los años, se van endureciendo en ambos, pero esto tiene que ver con el proceso químico del organismo y la sustancia de la cual se forma la uña.

La uña del dedo pulgar es la que da una visión más amplia de la persona. Esta uña está en relación con la personalidad en sí, con su voluntad y su capacidad emotiva.

La uña del dedo índice está relacionada, físicamente, con el hígado, y ella informa sobre las aptitudes místicas o de alto vuelo espiritual, su sentido de la justicia y de los valores morales.

La uña del dedo corazón, relacionada con Saturno, re-presenta el sistema óseo en general. Es la uña de la reflexión y la soledad, del encuentro del hombre consigo mismo y con su destino.

La uña del dedo anular, representante del sistema cardiovascular, es la de las capacidades artísticas y sociales, o sea, la uña de la creación, sea en forma de arte o de poderes.

La uña del dedo meñique, domina la intuición, el sistema nervioso y las habilidades del individuo. Es la uña que nos puede informar del trasfondo inconsciente; esta uña tarda menos en reproducirse que la del dedo pulgar.

La forma de los uñas

Los sujetos de uñas cortas suelen ser de temperamento impulsivo. Les domina la pasión y la síntesis por encima del razonamiento: la acción por encima de la reflexión. Suelen gastar continuamente energías y la razón de su vida lo constituye la acción. Apasionados, impulsivos, llevan una vida violenta y se dice que pueden morir más violentamente que los de uñas largas.

Si las uñas son excesivamente cortas, estarán reforzadas al máximo las cualidades descritas incrementadas por la irritabilidad, el nerviosismo continuo y la combatividad en todos los terrenos de su vida. Suelen ser sinceros con cierta brutalidad y empecinados en sus propias ideas: no cederán ante cualquier sugerencia pues creerán que la razón les pertenece siempre. Pese a estos defectos de criterio son tipos poco subjetivos, ya que para ellos cuenta más la razón y la crítica aunque su temperamento sea genuinamente impulsivo.

Las uñas largas, denotan sentido artístico, buen gusto o al menos una inclinación natural hacia la apreciación de la belleza en todas sus formas; idealismo y tendencias intelectuales, equilibrio, imaginación, susceptibilidad, intuición, en fin, una personalidad rica en matices. Si este tipo de uñas acompaña a unos dedos largos y armoniosos, estaremos ante una individualidad interesante, al menos en potencia.

A veces las uñas, cualquiera que sea su tamaño, presentan cierto recubrimiento en los costados, como si penetraran en la carne: esto denota sensualidad. Si abunda en ellas esa fina película que suele formarse en su base, su poseedor será, además de sensual, emotivo, nervioso.

Los puntos blancos anuncian fatiga general, ya sea de orden físico o intelectual, motivada por un proceso de desgaste de energía nerviosa. Las llamadas "lunas" manifiestan buen estado general de la persona, aunque la ausencia de ellas no significa falta general de salud.


Se dice que unas uñas que presentan estrías en su superficie corresponden a personas esforzadas y batalladoras, para las cuales la vida no ha sido precisamente un deporte.

Unas uñas duras son síntoma de vitalidad general, mientras que las débiles anuncian alguna carencia general en el organismo. Debe señalarse que las uñas son las más afectadas cuando hay una fuerte tensión nerviosa en el organismo o cierto desequilibrio neurótico o depresivo: ocurre con frecuencia que en una persona que esté pasando un mal momento anímico, sus uñas se muestren frágiles en extremo, como si apenas tuviesen consistencia, e inmediatamente empiezan a mostrar excesivos "padrastros" y puntos blancos.

El color de las uñas también es un muestrario del individuo en general, pues no sólo indican las tendencias temperamentales, sino incluso el estado de salud.

Las uñas de color rosado, son las más positivas, pues pertenecerán a un sujeto equilibrado, de temperamento armónico, sin excesos nocivos ni deficiencias caracterológicas; su salud, además, será aceptable.

Las rojizas, por el contrario, serán anuncio de un temperamento irritable, colérico, que actuará más por impulsos de pasión que por razonamiento.

Las blancuzcas denotan egoísmo, intelectualidad enfermiza y supervaloración de la propia valía, así como un comportamiento caprichoso.

Si las uñas son de tono grisáceo serán la consecuencia de alguna enfermedad orgánica; si son amarillentas la enfermedad o el desarreglo serán de origen hepático-biliar: si el colorido general es azul rojizo existirá una deficiencia circulatoria o cardiovascular.

Las uñas, como los dedos, presentan variadas formas, y además de anchas, cortas, largas y estriadas, a veces se muestran alargadas y estrechas, en cuyo caso denotará una personalidad sensitiva y de intuiciones, apta para las ciencias ocultas o con aptitudes mediúmnicas.

 
Otra forma usual que suelen adoptar las uñas es el tipo trapecio, demostrativo de una gran susceptibilidad y sentimentalismo con un gran toque de amor propio. Las que muestran un conjunto hundido son las que denotan una constitución física débil en general; si por el contrario son muy convexas, anunciarán un carácter de propensiones a la deshonestidad, que no reparará en medios para obtener sus objetivos, dado el carácter egoísta e impulsivo que representan.
 
Es preferible el tipo de uña normalmente convexo, demostrativas de una armoniosa constitución caracterológica.

Unas uñas encorvadas y en punta, acompañadas de unos dedos excesivamente delgados, muestran mal funcionamiento pulmonar. Hay quienes les atribuyen, además, un temperamento negativo.

En términos generales, el estudio de las uñas aporta una serie de elementos adicionales en la apreciación de una personalidad. Suele considerarse prolongación de la quiromancia, aunque a veces constituye una disciplina menor, bautizada con el nombre de Onicomancia.

La Onicomancia, es la adivinación por medio de las uñas. Se estudian las uñas buscando en ellas indicios significativos, simbólicos, susceptibles de interpretación.

La Onicomancia considera los dibujos blancos como positivos y los de color, adversos. Divide la superficie de la uña en tres secciones, cada una de las cuales será un determinado campo de predicción.

La primera sección es la de las lúnulas y ella anuncia los acontecimientos futuros. La segunda sección o intermedia representa al presente y la tercera sección, el pasado, método de adivinación que recuerda, salvando las necesarias y obvias distancias, a la adivinación por medio de las hojas de té, en el cual el interior de la taza queda dividido en tres secciones o contenidos de tiempo.

De cualquier forma la onicomancia demuestra que la naturaleza humana es de un vasto campo de interpretación, en el que cada microcosmos tiene una gran importancia y constituye siempre un reto a la imaginación. Al parecer, el hombre posee la respuesta en sí mismo: sólo debe saber interpretarla.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus peticiones en las oraciones, tus preguntas, agradecimientos...etc.

No olvides que forma parte de la magia dar gracias al santo o a la entidad que cumplió tu petición o deseo y difundir su nombre para así dejar una puerta abierta para que te atienda en otras ocasiones.

¡¡Si tu petición se cumplió, se agradecido y deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers