Social Icons

ORACIÓN Y BAÑO DE HIERBAS DE SANTA RITA (PARA PETICIÓN EN CASOS IMPOSIBLES)


Santa Rita, fue monja agustina del siglo XIV que nació y vivió en Cascia, Italia. Es la patrona de causas imposibles y circunstancias desesperadas debido a que siempre llevó una vida difícil y decepcionante en la que conservó su incondicional amor a Dios y el la premió obrando a través de ella prodigios y milagros.

Santa Rita, santa del cielo, es la patrona de las causas imposibles, la esterilidad, las víctimas de abusos, la soledad, las dificultades matrimoniales, la paternidad, las viudas, los enfermos y las enfermedades y heridas corporales.

También es una de las santas incorruptas de la Iglesia, su cuerpo es venerado en la basílica que lleva su nombre en Cascia, Italia. Su festividad se celebra el 22 de Mayo.

A través de sus pruebas, Dios la usó de manera notable, no solo mientras vivía, sino que ahora, desde el cielo, ayuda a quienes abogan por su intercesión por sus propias circunstancias imposibles y desesperadas.

El baño de Santa Rita lo puedes efectuar para potenciar la petición que vayas a hacerle. La duración de este ritual es de tres días consecutivos.
 

Santa Rita era especial amante de las rosas rojas y si las incluyes en tus ofrendas, la santa te lo agradecerá. Si mientras efectúas el baño quieres poner una vela, el color ha de ser rosa o anaranjado. En conveniente hacerle las ofrendas delante de una estampa o imagen suya.

Las hierbas que debes utilizar en el baño son:
 
- Los pétalos de 2 rosas rojas.
- 1 Cucharada de albahaca.
- 1 Cucharada de caléndula.
- 1 Cucharada de hierbabuena.
- 1 Cucharadita de miel.
- 1 pizca de canela.
 
- Mezcla las hierbas y pon a hervir en una cacerola 2 litros de agua.
 
- Cuando el agua esté hirviendo apaga el fuego y echa en el agua caliente todos los ingredientes arriba descritos.
 
- Déjalos reposar durante 15 minutos y luego cuela la mezcla.
 
- Echa el agua ya filtrada y mézclala en el agua de la bañera.
 
- La duración del baño será de unos 15 minutos mas o menos y no deberás utilizar jabón.
 
- Una vez dentro de la bañera enciende cerca de ti la vela y  haz tu petición con mucha fe.
 
- Durante el tiempo que dure el baño se recitará la oración a Santa Rita, a quien se ha ofrecido el trabajo.
 
- En el transcurso de los tres días que dura el ritual, se deberá llevar siempre encima una estampa o imagen de Santa Rita.

- Si no dispones de bañera, debes echarte en la ducha el agua del cocimiento, poco a poco, desde la cabeza a los pies.

- Al terminar el baño, trata de secarte lo menos posible para que las hierbas hagan su efecto en la piel.
 
- Cuando se cumpla la petición se regalarán en agradecimiento siete estampas o imágenes de Santa Rita a siete personas diferentes. A su vez se dará una aportación (cada uno de acuerdo a sus posibilidades) monetaria anónima a alguien que esté necesitado.
 
- Cada día, deja aparte un poquito del agua de hierbas para usar esta mezcla para frotar las manos, por lo menos una vez al día, hasta que se cumpla la petición.

Santa Rita ciertamente tuvo una vida difícil, pero sus desgarradoras circunstancias la llevaron a orar y este hecho la ayudó a convertirse en una mujer santa. Comenzó su trabajo de intercesión por los pecadores mientras vivió, comenzando con los más cercanos a su corazón.  A través de su amor y sus oraciones, ganó la gracia de la conversión para su esposo y sus dos hijos.

A pesar de que su vida estaba llena de tristezas y decepciones, Rita se consoló al unirse estrechamente con los sufrimientos de Cristo. Y él no la abandonó;  más bien le concedió gracias profundas e íntimas.

 

ORACION A SANTA RITA

Santa patrona de los necesitados,

Santa Rita, cuyas súplicas
ante tu Divino Señor son casi irresistibles,
y que por tu prodigio al conceder favores
has sido llamada Abogada de los Desesperados
e incluso de los Imposibles.

Santa Rita, tan humilde, tan pura,
tan mortificada, tan paciente
y tan compasiva por tu Jesús crucificado
que podrías obtener de Él todo lo que pidas,
a causa de lo cual todos confían en recurrir a ti
esperando, si no siempre alivio,
al menos consuelo y confort:
  sé propicia a nuestra petición,
mostrando tu poder con Dios
en nombre de tu suplicante:
(Decir tu nombre).

Sé generosa conmigo,
como lo has sido en tantos casos maravillosos,
para la mayor gloria de Dios,
para la difusión de tu propia devoción
y para el consuelo de aquellos que confían en ti.

Prometo, si mi petición es concedida,

glorificarte haciendo conocer tu favor,
bendecir y cantar tus alabanzas para siempre.
 
Confiando entonces en tus méritos
y poder ante el Sagrado Corazón de Jesús,
te pido que me concedas que
[aquí mencionas tu petición].

Por los méritos singulares de tu infancia,
consigue mi petición.

Por tu perfecta unión con la Divina Voluntad,
consigue mi petición.

Por los sufrimientos heroicos
en tu vida matrimonial,
consigue mi petición.

Por el consuelo que experimentaste
en la conversión de tu marido,
consigue mi petición.

Por el sacrificio de tus hijos,
en lugar de verlos ofender gravemente a Dios,
 consigue mi petición.

Por tu entrada milagrosa en el convento,
por tus severas penitencias
y tres veces al día sangrientos azotes,
consigue mi petición.
 
Por el sufrimiento causado por la herida
que recibiste de la espina de tu Salvador crucificado,
consigue mi petición.

Por el amor divino que consumió tu corazón,
consigue mi petición.

Por la felicidad con la que sobrellevaste tus pruebas
para unirte a tu Divino Esposo,
 consigue mi petición.
 
Por el ejemplo perfecto que diste a las personas
en todos los estados de la vida,
consigue mi petición.
 
Ruega por nosotros, Santa Rita,
para que podamos ser dignos de las promesas de Cristo.
 
Oh Dios, quien en tu infinita ternura
te has atrevido a considerar la oración de Tu sierva,
Santa Rita, concede a su súplica
lo que es imposible para la previsión humana,
la habilidad y los esfuerzos,
en recompensa de su amor compasivo
y firme confianza en Tu promesa.

 Ten piedad, Señor,  de nuestra adversidad
y sálvanos en nuestras calamidades,
para que el incrédulo sepa que eres
la recompensa de los humildes,
la defensa de los indefensos
y la fuerza de los que confían en ti,
a través de Jesucristo, nuestro Señor.
Amen.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus peticiones en las oraciones, tus preguntas, agradecimientos...etc.

No olvides que forma parte de la magia dar gracias al santo o a la entidad que cumplió tu petición o deseo y difundir su nombre para así dejar una puerta abierta para que te atienda en otras ocasiones.

¡¡Si tu petición se cumplió, se agradecido y deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers