Social Icons

viernes, 14 de septiembre de 2018

ORACIÓN Y PROTECCIÓN CON VELAS PARA NO SER ENGAÑADO NI TRAICIONADO

 
Utiliza el poder del fuego para invocar la protección divina y quedar a salvo de engaños, mentiras y traiciones.

Las relaciones  humanas no son nada simples. Una pelea o una mentira pueden poner punto final a una relación y obligarnos a reconocer que las cosas no eran tal como creíamos.
 
Podemos ser víctimas de una traición en distintos aspectos de la vida: una transacción comercial, una infidelidad amorosa, la deslealtad de un amigo, el incumplimiento de la palabra que se nos ha dado, y hasta incurrir en el autoengaño, en especial cuando un impulso autodestructivo nos lleva a estrechar contacto con personas indebidas. Pero esta clase de sinsabores se pueden prevenir, si nos proponemos actuar a tiempo, protegiendo nuestros intereses y salvaguardando nuestra seguridad personal.
 
Esto no significa vivir bajo la sospecha de que nos harán daño. Si eso ocurriera, jamás podríamos estrechar ninguna clase de vínculo. Para prever y evitar este tipo de experiencias que tanta desazón provoca a nuestro espíritu, te enseñamos dos rituales que te proveerán de la energía e intuición necesarias para descubrir y afrontar todo daño que quieran hacerte.
 

CONTRA TRAICIONES Y ESTAFAS

1- Prepara el altar con un paño blanco y tres velas formando un triángulo del siguiente modo: dos velas de color blanco para recibir protección, una en el vértice izquierdo, la otra en el derecho; una vela de color violeta, símbolo del poder y la maestría, en el medio, cerrando la figura.


2- Sumerge una cadena de metal dentro de un vaso con leche. Colócalo en el centro del triángulo. Ata al recipiente una cinta celeste con cinco nudos.
 
3- Enciende un incienso de jazmín y colócalo del lado derecho del altar. Luego, enciende las velas en el sentido de las agujas del reloj.
 
4- Siéntate en posición de loto. Relaja cada parte del cuerpo. Imagina que te encuentras en el centro de un espacio celestial, rodeado de nubes, flotando entre ellas. Libera tu mente de todo pensamiento negativo.

Siente cómo tu cuerpo se nutre de una nueva energía que lo inunda por completo y lo estimula a elevarse más y más.


Repite en voz alta esta oración:
 
¡Oh Divino Amor;
lazo sagrado que unes
al Padre, al Hijo y al Espíritu todopoderoso,
fiel consolador de los afligidos,
penetra en los abismos de mi corazón.
 
Haz brillar en él tu esplendorosa luz.
Esparce allí tu dulce rocío,
a fin de hacer cesar su gran aridez.
 
Envía los rayos celestiales de tu amor
hasta lo profundo de mi alma,
para que, penetrando en ella,
enciendan todas mis debilidades,
mis negligencias, mis languideces.
 
5- Imagina que eres el centro de un remolino de aire, caliente, tu cuerpo arde, pero tu te vas alejando hasta liberarte totalmente del peligro, del avasallante calor.
 
Repite esta oración:
 
¡Aquí estoy de pie, mi Dios!
Elígeme para servirte.
 
Permíteme no temer nada,
sino a ti, y sólo seguirte a ti.
 
Haz que sea más atrevido y recto,
y más puro mi corazón.
 
Como soldado, Dios mío,
ármame con la fe,
de arrogancia, ármame con amor,
de bondad, de fortaleza
y esperanza; ármame.
 
6- Toma con ambas manos el vaso que contiene la cadena. Vacía el contenido y extrae la cadena del recipiente. Tómala con una mano, déjala pender unos instantes y hazle una reverencia.

7- Limpia la cadena con un preparado de alcohol y agua perfumada del aroma que más te guste. Guárdala en un sobre de papel blanco. La usarás de amuleto, te protegerá en la adversidad y te pondrá sobre aviso ante una presunta estafa o engaño, en cada uno de los aspectos de tu vida. Podrás usarla a diario o sólo en las ocasiones en que sientas peligrar tu seguridad.

 
8- Deja que las velas se consuman completamente.


CÓMO EVITAR SER ENGAÑADOS
 
Detectar un engaño a tiempo requiere no sólo desarrollar un alto poder perceptivo, indispensable para reconocer intenciones ocultas, sino también de la destreza para adelantarse al futuro y anticipar la conducta que asumirán la personas.
 
Para ello, lo recomendable es celebrar cada día, por la mañana, una ofrenda a Dios o al santo de tu devoción, encendiendo una vela color gris, símbolo de la claridad, ideal para visualizar la etapa inicial de cada nueva actividad, capaz de influir en el subconsciente y hacernos conocer, a través de la intuición, hechos vedados a la experiencia.
 
No será necesario dejar que la vela se consuma; con que la mantengas encendida durante 30 minutos será suficiente. Así podrás reutilizarla.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus peticiones en las oraciones, tus preguntas, agradecimientos...etc.

No olvides que forma parte de la magia dar gracias al santo o a la entidad que cumplió tu petición o deseo y difundir su nombre para así dejar una puerta abierta para que te atienda en otras ocasiones.

¡¡Si tu petición se cumplió, se agradecido y deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers