Social Icons

domingo, 3 de julio de 2016

QUE ES UN PÉNDULO Y COMO SE UTILIZA


Descripción

Un péndulo es una masa suspendida cuya propiedad fundamental es la de colocarse verticalmente bajo la acción de la gravedad, como la plomada.

Las leyes físicas que rigen las oscilaciones del péndulo se aplican igualmente a sus giros, que, de forma elíptica o circular, no son más que oscilaciones defor­madas que pueden producirse en dos sentidos opuestos.

En igualdad de tiempo, la velocidad de las oscilaciones es directamente pro­porcional a su amplitud. Como ésta está en relación inversa con la longitud del hilo, se puede concluir que cuanto más corto sea el hilo, más rápidos serán los movimientos de la masa, y a la inversa.
 
Se necesita captar lo más rápidamente posible el mensaje intuitivo en toda su pureza original, sin que tenga tiempo de ser alterado por el flujo permanente de los pensamientos ordinarios. Es por ello que resulta más útil un hilo bastante corto (cinco centímetros).
 
Que un exceso de velocidad impida contar con precisión los movimientos no representa un in­conveniente importante, dada la necesidad de «sentir» el péndulo más que de mirarlo.

Por otra parte, puesto que ante una longitud determinada del hilo el número y la duración de las oscilaciones son independientes de la masa, el peso del péndu­lo es indiferente si podemos, como he dicho, sentirlo bien. De treinta a cuarenta gramos me parece lo más conveniente; sugiero elegir un metal que reduzca al máximo el volumen de la masa.

Se objetará que la lentitud de reacción de un péndulo más bien pesado obliga a lanzarlo previamente: con un hilo corto el efecto es mucho mayor. O que las influencias electromagnéticas o las leyes de afinidad de la materia obligan al empleo de un material absolutamente neutro. Pero, ¿existe alguno que lo sea? Y además, si existe verdaderamente una captación y una selección de ondas, éstas tienen lugar dentro del operador.

 
La forma esférica, que asegura la mejor regularidad del movimiento, será la preferida. Terminará en una punta que facilitará la localización sobre un plano, un mapa o una lámina. En este sentido, el péndulo en forma de gota puede servir igualmente. No así aquellos que presentan aristas agudas; ni los objetos chatos (relojes, llaves, anillos...) que, dando vueltas sobre sí mismos, no pueden aban­donar su plano de oscilación para comenzar a girar, como lo hacen las esferas, los cilindros o las formas ovaladas.

No recomiendo el péndulo hueco, ya que los testigos pueden modificar la distribución pareja de la masa. Por otra parte, como el testigo sirve más para prestar una atención exclusiva al objeto de la búsqueda que para establecer una hipotéti­ca relación física con él, me parece preferible mantenerlo en la mano que queda libre o ponerlo a la vista, si es necesario.

Ya que la pureza y la regularidad de los movimientos dependen de un buen equilibrio y de una buena suspensión, el centro de gravedad de la masa debe encontrarse en la prolongación ficticia de la suspensión. Una cadena de eslabones planos será más apropiada que un hilo de cáñamo, que será más flexible pero no podrá impedir que la masa gire sobre sí misma.

Cómo sostener el péndulo

Como las reacciones neuromusculares de débil intensidad se transmiten a la masa a través de un simple hilo sin torsión, es muy importante una gran flexibili­dad de las articulaciones que intervienen en la transmisión del influjo, ya se trate de la nuca, el hombro, el codo, la muñeca o las falanges.

Con el fin de conservar el péndulo en su inmovilidad inicial, asegúrese, antes de cualquier operación, una perfecta relajación y la ausencia de cualquier moles­tia. La mano debe doblarse ligeramente hacia abajo, los dedos no deben estar apretados ni cerrados, el brazo debe separarse ligeramente del cuerpo cuando se opera de pie y, a condición de que el brazo no se fatigue, el codo debe encontrar­se ligeramente levantado de la mesa cuando se realicen búsquedas sobre docu­mentos.

Por su función, el índice, más que cualquier otro dedo, asegura una conduc­ción nerviosa casi permanente. Sin embargo, puede no ser conveniente que forme una pinza con el pulgar, ya que de ese modo sería necesario un gran esfuerzo para retener el hilo. Para impedir que se deslice, se puede colocar en un extremo de la cadena una anilla por la que pasa el dedo meñique.

No hay ningún inconveniente en que los zurdos que no usan la mano derecha para escribir utilicen la mano izquierda para sujetar el péndulo; todo lo contrario, ya que la investigación neurológica sitúa la facultad intuitiva en el hemisferio cerebral derecho, que dirige el lado opuesto de nuestro cuerpo.

Si la longitud del hilo aconsejada no es la adecuada, adáptela a sus necesidades hasta obtener, mediante ínfimos movimientos de la muñeca, oscilaciones perpendiculares y paralelas a usted, y después giros directos (en el sentido de las agujas del reloj) e indirectos (en el sentido opuesto).

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes dejar tus peticiones en las oraciones, tus preguntas, agradecimientos...etc.

No olvides que forma parte de la magia dar gracias al santo o a la entidad que cumplió tu petición o deseo y difundir su nombre para así dejar una puerta abierta para que te atienda en otras ocasiones.

¡¡Si tu petición se cumplió, se agradecido y deja tu comentario!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

Google+ Followers